Beneficios en base a tu régimen fiscal


Los seguros de vida individual representan una excelente oportunidad para aprovechar los incentivos fiscales que ofrece la ley en materia de impuestos. Algunas de las ventajas fiscales son:
  1. Exención    
  2. Deducción    
  3. Diferimiento    
  4. Sin retención
Exención. Ingresos por los que no se paga impuesto
En materia fiscal los seguros de vida cuentan con el beneficio de la exención.

Son exentas de impuestos las sumas aseguradas que reciban los beneficiarios o asegurados por concepto de:

  1. Fallecimiento
  2. Invalidez
  3. Pérdidas orgánicas
En los seguros de vida individual la suma asegurada está exenta de impuestos sin importar quiénes sean los beneficiarios.

Ley de Impuesto Sobre la Renta (LISR): Artículo 93 Fracción XXI LISR

En rescates o retiros
Para los seguros de vida que permitan realizar retiros parciales o totales de las primas pagadas.

Al momento de realizar un retiro parcial o total, se realiza la retención del impuesto a la tasa del 20% sobre el interés real
Esta operación aplica cuando asegurado y contratante son la misma persona.
 

Posibilidades de ahorro
En AXA contamos con una gran variedad de productos que incentivan el ahorro.
Dependiendo del producto de ahorro que se contrate, el tratamiento fiscal de las aportaciones adicionales/primas excedentes se aplica de la siguiente manera:

Las aportaciones adicionales constituyen un fondo de administración que genera intereses. Mensualmente se realiza la retención de impuestos de 0.08% anual sobre el capital que genera el interés.
En caso de disposición del fondo, no se realiza otra retención adicional a la ya mencionada.
 
Las primas excedentes forman parte de la reserva del seguro. En este caso el ahorro no se ve disminuido por una retención mensual, solo en caso de retiro o rescate, se aplica una retención del 20% sobre los intereses reales generados.
Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR): Artículo 54-I-e) LISR - Artículo 133 LISR - Artículo 142-XVI LISR
 
En rescates o retiros
Para los seguros de vida que permitan realizar retiros parciales o totales de las primas pagadas.
Al momento de realizar un retiro parcial o total, se realiza la retención del impuesto a la tasa del 20% sobre el interés real
Esta operación aplica cuando asegurado y contratante son la misma persona.
Declaración anual
De acuerdo con la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) todas las personas físicas asalariadas con ingresos superiores a $400,000 pesos* anuales están obligadas a hacer su declaración anual de impuestos, así como personas físicas que laboren por honorarios o tengan otro tipo de ingresos.

Para las personas físicas no obligadas a realizar la declaración anual es recomendable optar por presentarla en caso de que tengan deducciones personales ya que pueden generar saldos a favor que pueden solicitar en devolución.

 

Deducciones personales para la declaración anual de personas físicas
Al efectuar la declaración anual, las personas físicas pueden deducir algunos gastos personales que hayan efectuado en el año que presentan la declaración, siempre que cuenten con los comprobantes correspondientes.

 

Dichos gastos son:

  • Primas de seguros de gastos médicos.
  • Estímulo fiscal: por pago de primas de contratos de seguros que tengan como base planes de pensiones relacionados con la edad, jubilación o retiro.
  • Planes Personales de Retiro. 
  • Aportaciones voluntarias al SAR. 
  • Honorarios médicos y dentales.
  • Gastos hospitalarios.
  • Gastos funerarios.
  •  Donativos autorizados.
  • Intereses reales por créditos hipotecarios.
  • Transporte escolar para hijos o nietos.
  • Pago de colegiaturas.

 

El monto total máximo de las deducciones personales será del 15% de los ingresos del contribuyente o 5 salarios mínimos generales vigentes elevados al año (la cantidad que resulte menor).
Los donativos, los contratos de seguros que tengan como base planes de pensiones relacionados con la edad, jubilación o retiro, los planes personales de retiro y las colegiaturas no integran esta limitante.

Los gastos deducibles por estos conceptos permiten disminuir la base gravable sobre la cual se calcula el impuesto a pagar.

 

Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR): Artículo 98 fracción III LISR  - Artículo 150 LISR

 

Planes personales de retiro (PPR)
Las aportaciones que se realicen al plan personal de retiro son:
  1. Deducibles de impuestos, durante la etapa de ahorro. 
  2. Libres de retención, al momento del retiro.
  3. Con diferimiento del pago de impuestos y exención.

 

Para ello, es necesario que cumpla con las siguientes características:
  • El titular del plan debe ser persona física. 
  • Tener mínimo 65 años de edad y/o sufrir invalidez o incapacidad de conformidad con las leyes de seguridad social.
  • Beneficios durante la etapa de ahorro
  • Las personas físicas pueden hacer deducible en su declaración anual, las aportaciones que realicen a los planes personales de retiro. 
  • Este producto tiene un límite de deducción de hasta 10% del ingreso del contribuyente o 5 unidades de medida actualizadas al año (UMA) $154,110.00 pesos vigentes para el 2019 (el que resulte menor de estas dos opciones).

 

Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR): Artículo 151-V LISR

Deducción de gastos médicos
En materia fiscal los seguros de gastos médicos tienen el beneficio de la deducción.

Como persona física puedes hacer deducibles las primas pagadas de seguros de gastos médicos, contratados para ti, tu cónyuge, concubina(o), ascendientes o descendientes en línea recta (padres, hijos o hijos adoptivos del contratante).

Considera que el monto de la prima pagada de la póliza de gastos médicos forma parte de las deducciones personales que en conjunto tienen un monto máximo deducible de hasta 15% de los ingresos de la persona física, o el equivalente a 5 UMAs (el importe que sea menor). 
Tratándose de seguros que se pagan de manera fraccionada (mensual, bimestral o semestral), para realizar la deducción del impuesto deben estar liquidados en el ejercicio fiscal en el que se efectuará la deducción.

 

Deducciones personales honorarios gastos médicos, dentales y hospitalarios
Además, se pueden deducir los gastos médicos, dentales y hospitalarios que no te sean reembolsados por la aseguradora, siempre que el gasto se haya efectuado en beneficio de las personas ya mencionadas de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 151 de la LISR, como deducciones personales, específicamente como honorarios médicos y gastos hospitalarios siempre que se cumplan las siguientes condiciones:
a) Que los gastos sean efectuados por el contribuyente para sí o para sus dependientes (ascendientes o descendientes en línea recta, así como cónyuge o concubino/a), cuando dichos dependientes no perciban durante el año ingresos superiores a un Salario Mínimo General Vigente (SMGV).

b) Que el pago se efectúe mediante cheque nominativo, transferencia electrónica o mediante tarjeta de crédito, débito o de servicios.

c) Que se compruebe que efectivamente se realizó el pago de los gastos con documentación que reúna requisitos fiscales.

d) Que el pago haya sido hecho a instituciones o personas residentes en México.

e) Si se recupera parte de las cantidades pagadas, únicamente se puede deducir la diferencia no recuperada.


En caso de proceder parcialmente, AXA Seguros entregará un finiquito junto con la copia de las facturas que se pagaron parcialmente o factura original de lo no cubierto en su totalidad.

 

Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR): Artículo 151-l LISR


Los seguros para negocios, además de ofrecer protección, representan una excelente oportunidad para aprovechar los beneficios fiscales que ofrece la ley en materia de impuestos. Algunas de las ventajas fiscales son:
  1. Deducción
  2. Ingreso no acumulable
Deducción
Son deducibles de impuestos los pagos de primas de seguros de vida que efectúen los patrones en beneficio de sus trabajadores por concepto de previsión social.

Se le llama previsión social a los gastos realizados en beneficio de los trabajadores y de sus familiares o beneficiarios, que tengan por objeto elevar su nivel de vida económico, social, cultural e integral.
 

La previsión social debe cumplir lo siguiente:
Otorgarse en forma general, a todos los trabajadores de un mismo sindicato o a todos los no sindicalizados. 

Estas prestaciones son deducibles al 100%, cumpliendo los requisitos establecidos en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Recuerda que el beneficio efectivo para la empresa será el monto de la prima pagada por el 30% (tasa de ISR para 2019).

 

Ingresos por los que no se paga impuesto 
Las indemnizaciones pagadas por los seguros de vida están exentas de impuesto, siempre y cuando el contratante sea el empleador y los beneficiarios designados sean el cónyuge, concubina o concubino y/o sus ascendientes o descendientes en línea recta (padres, hijos o hijos adoptivos del asegurado).

En AXA contamos con el producto Hombre Clave que te ofrece protección por las pérdidas económicas que podrías tener en caso de fallecimiento o invalidez del personal que contribuye de manera importante para tu empresa.

 

¿Quién es el Hombre Clave?
Aquella persona que por sus conocimientos, actividades o funciones impacta de manera directa en el desarrollo de una empresa o negocio.
Empleados que contribuyen a las utilidades de la empresa y cuyo fallecimiento puede significar una pérdida sustancial para la empresa.
Las primas pagadas por concepto del seguro Hombre Clave son 100% deducibles de impuestos.
Deducción
Son gastos deducibles para las personas morales los pagos de primas de  seguros gastos médicos que efectúen en beneficio de sus trabajadores bajo el concepto de Previsión Social
Recuerda que el beneficio efectivo para la empresa será el monto de la prima pagada por el 30% (tasa de ISR para 2016).
Deducción
Las personas morales podrán deducir las primas del seguro de autos que sean parte de sus actividades económicas.
Conforme a la Ley del Impuesto Sobre la Renta sólo pueden deducirse los gastos estrictamente indispensables para los fines de la actividad económica que se desarrolle.
Deducción
Las personas morales podrán deducir las primas del seguro de daños que sean parte de sus actividades económicas.

Conforme a la Ley del Impuesto Sobre la Renta sólo pueden deducirse los gastos estrictamente indispensables para los fines de la actividad económica que se desarrolle.
 

Requisitos de las deducciones:
  1. Los pagos deben realizarse conforme a la Ley sobre el Contrato de Seguro y de la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros.
  2. La prima pagada debe de ser deducible para la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).
  3. No deben otorgarse préstamos de acuerdo a lo dispuesto en la LISR.

 

Ley del impuesto Sobre la Renta (LISR): Artículo 27-XII LISR

 

Acumulación del ingreso
En caso de recibir indemnización derivada de un siniestro, deberás acumular ésta a tus demás ingresos.

Excepciones para no acumular:

  1. Cuando se reinvierta* la indemnización en bienes iguales a los que se perdió, únicamente se acumulará la parte de la cantidad recuperada no reinvertida o utilizada.
  2. El bien reinvertido podrá deducirse vía depreciación de acuerdo a los porcentajes autorizados por la Ley (LISR) sobre el monto original de la inversión del bien que se perdió y hasta el monto que estaba pendiente de deducirse.
  3. La reinversión de la indemnización deberá efectuarse en los doce meses siguientes a partir de la recuperación.
  4. Cuando la indemnización no se reinvierta o no se utilicen para redimir pasivos en este plazo, se acumularán a los demás ingresos.
*Que de manera parcial o total la indemnización recibida por la aseguradora se destine a la adquisición de nuevos activos.

 

Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR): Artículo 18-VlI LISR - Artículo 37 LISR


Los seguros para negocios, además de ofrecer protección, representan una excelente oportunidad para aprovechar los beneficios fiscales que ofrece la ley en materia de impuestos. Algunas de las ventajas fiscales son:
  1. Deducción
  2. Ingreso no acumulable
Deducción
Son deducibles de impuestos los pagos de primas de seguros de vida que efectúen los patrones en beneficio de sus trabajadores por concepto de previsión social.
Se le llama previsión social a los gastos realizados en beneficio de los trabajadores y de sus familiares o beneficiarios, que tengan por objeto elevar su nivel de vida económico, social, cultural e integral.
 
La previsión social debe cumplir lo siguiente:
Otorgarse en forma general, a todos los trabajadores de un mismo sindicato o a todos los no sindicalizados. 
Estas prestaciones son deducibles al 100%, cumpliendo los requisitos establecidos en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.
Ingresos por los que no se paga impuesto

Las indemnizaciones pagadas por los seguros de vida están exentas de impuesto, siempre y cuando el contratante sea el empleador y los beneficiarios designados sean el cónyuge, concubina o concubino y/o sus ascendientes o descendientes en línea recta (padres, hijos o hijos adoptivos del asegurado).

Cuando los beneficiarios no sean ascendientes o descendientes en línea recta, la indemnización que reciban se sujeta a una retención del 20% sobre el monto pagado.
 

Tratándose de pólizas contributarias la exención sólo será aplicable en la misma proporción que paga el empleado.

 

Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR):

Artículo 7 LISR

Artículo 27-XI LISR

El contenido de este documento es únicamente informativo.

Los productos se regirán por las disposiciones contractuales y legales aplicables.

Para conocer a detalle los alcances, coberturas y exclusiones consulta las Condiciones Generales de tu producto.
Deducción
Son gastos deducibles para las personas físicas con actividad empresarial y profesional, los pagos de primas de seguros gastos médicos que efectúen en beneficio de sus trabajadores bajo el concepto de Previsión Social.

 

Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR):

Artículo 7 LISR

Artículo 105-V LISR

El contenido de este documento es únicamente informativo.
Los productos se regirán por las disposiciones contractuales y legales aplicables.
Para conocer a detalle los alcances, coberturas y exclusiones consulta las Condiciones Generales de tu producto.
Deducción
Las personas físicas con actividad empresarial y profesional, podrán deducir las primas del seguro de autos que sean parte de sus actividades económicas.

Conforme a la Ley del Impuesto Sobre la Renta sólo pueden deducirse los gastos estrictamente indispensables para los fines de la actividad económica que se desarrolle.
 

Requisitos de las deducciones:
Los pagos deben realizarse conforme a la Ley sobre el Contrato de Seguro y de la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros.
La prima pagada debe de ser deducible para la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).
No deben otorgarse préstamos de acuerdo a lo dispuesto en la LISR.

Ley del impuesto Sobre la Renta (LISR):

Artículo 105-V LISR
 

Acumulación del ingreso
En caso de recibir indemnización derivada de un siniestro, deberás acumular ésta a tus demás ingresos.
 
Excepciones para no acumular:
Cuando se reinvierta* la indemnización en bienes iguales a los que se perdió, únicamente se acumulará la parte de la cantidad recuperada no reinvertida o utilizada.
El bien reinvertido podrá deducirse vía depreciación de acuerdo a los porcentajes autorizados por la Ley (LISR) sobre el monto original de la inversión del bien que se perdió y hasta el monto que estaba pendiente de deducirse.
La reinversión de la indemnización deberá efectuarse en los doce meses siguientes a partir de la recuperación.
*Que de manera parcial o total la indemnización recibida por la aseguradora se destine a la adquisición de nuevos activos.
 
Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR):

Artículo 101-lll LISR

Artículo 37 LISR

El contenido de este documento es únicamente informativo.
Los productos se regirán por las disposiciones contractuales y legales aplicables.

Para conocer a detalle los alcances, coberturas y exclusiones consulta las Condiciones Generales de tu producto.

Deducción
Las personas físicas con actividad empresarial y profesional, podrán deducir las primas del seguro de daños que sean parte de sus actividades económicas.
Conforme a la Ley del Impuesto Sobre la Renta sólo pueden deducirse los gastos estrictamente indispensables para los fines de la actividad económica que se desarrolle.
 
Requisitos de las deducciones:
Los pagos deben realizarse conforme a la Ley sobre el Contrato de Seguro y de la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros.
La prima pagada debe de ser deducible para la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).
No deben otorgarse préstamos de acuerdo a lo dispuesto en la LISR.
Ley del impuesto Sobre la Renta (LISR):

Artículo 105-V LISR
 

Acumulación del ingreso
En caso de recibir indemnización derivada de un siniestro, deberás acumular ésta a tus demás ingresos.
 
Excepciones para no acumular:
Cuando se reinvierta* la indemnización en bienes iguales a los que se perdió, únicamente se acumulará la parte de la cantidad recuperada no reinvertida o utilizada.
El bien reinvertido podrá deducirse vía depreciación de acuerdo a los porcentajes autorizados por la Ley (LISR) sobre el monto original de la inversión del bien que se perdió y hasta el monto que estaba pendiente de deducirse.
La reinversión de la indemnización deberá efectuarse en los doce meses siguientes a partir de la recuperación.

*Que de manera parcial o total la indemnización recibida por la aseguradora se destine a la adquisición de nuevos activos.
 

Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR):
El contenido de este documento es únicamente informativo.
Los productos se regirán por las disposiciones contractuales y legales aplicables.

Para conocer a detalle los alcances, coberturas y exclusiones consulta las condiciones generales.