Es hora de ahorrar

Reflexiones AXA

  • Este cuaderno muestra que los mexicanos, aun aquellos con recursos económicos suficientes, ahorran muy poco a corto plazo y sin una visión hacia el futuro.

  • La falta de ahorro de mediano y largo plazo afecta a los mexicanos jóvenes y a sus familias porque disminuye su capacidad para crear un patrimonio. Esto también representa un problema de financiamiento de la economía mexicana.

Nuestro ahorro es bajo

Los mexicanos ahorran poco en términos comparativos y con respecto a sus necesidades futuras:

 

 

Los mexicanos ahorran poco y tarde para su retiro, incuso menos que otros ciudadanos de países latinoamericanos:

  • - Mientras un trabajador colombiano debe aportar 16% de su ingreso mensual para el retiro, en México los trabajadores aportan 6.5%.
  • - El incentivo de ahorro voluntario vía las AFORES también es bajo. Al cierre de 2014, sólo 1% del total de los recursos del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) correspondían a ahorro voluntario.  En países como Chile, el ahorro voluntario para el retiro alcanza 13% del total.

 

 

 

México es un país de jóvenes, quienes como el resto de los mexicanos, no ahorran lo suficiente a largo plazo:

  • - Nueve de cada diez jóvenes carecen de ahorro voluntario para el retiro y seis de cada diez no han pensado en la necesidad de este tipo de ahorro.
    • - Entre los pocos jóvenes que sí ahorran, sólo uno de cada diez lo hace en una institución financiera.
    • - Los nuevos profesionistas y recién egresados, se integran a actividades productivas principalmente de manera independiente. Estos jóvenes, sin acceso a seguridad social, carecerán de un ahorro que les permita forjar un patrimonio y tener los ingresos suficientes para su retiro.
  •  

La baja tasa de ahorro a largo plazo afecta el crecimiento y bienestar de México. Los países que ahorran más tienden a crecer más rápidamente, ya que el ahorro a largo plazo puede comprometerse en proyectos de inversión.

 

Retiro comprometido

El ahorro por medio del SAR será insuficiente para obtener las pensiones mínimas que garantiza la ley.

  • - Para 2050, habrá más mexicanos en edad de retiro y con una mayor esperanza de vida.
  • - Actualmente, los trabajadores aportan 6.5% de su salario para el retiro. Este monto es insuficiente para garantizar una pensión de al menos 70% de su salario. Para lograrlo, la aportación obligatoria tendría que estar entre 11% y 25% del salario, o bien, debe fomentarse el ahorro voluntario.
    • - Por ejemplo, un trabajador del sexo masculino de 37 años que cotice al IMSS, que tiene un salario de $10,094 pesos, cuyo saldo acumulado en su AFORE es de $210,000 pesos a abril de 2015 y que se retire a los 65 años; recibiría aproximadamente una pensión de $4,200 pesos, apenas 41% de su ingreso actual.
    • - Al mes, este trabajador tendría que ahorrar voluntariamente $1,375  pesos adicionales para obtener una pensión igual a 70% su ingreso actual. Esta tasa de reemplazo es la mínima recomendada por la OCDE.
    • - Para un trabajador con las mismas características, pero con un salario actual de $35,000 pesos, el panorama es más complejo. Para este trabajador, al retirarse a la edad de 65 años, su pensión sería de apenas $6,800 pesos, lo cual representa 19.5% de su ingreso actual. 

 

Ante los cambios demográficos que el país experimentará, la informalidad en el empleo de los jóvenes y la insuficiencia de recursos vía el ahorro obligatorio al SAR, la calidad de vida de los mexicanos disminuirá al momento de su retiro si no se implementan esquemas de ahorro y protección social alternativos

Seguros, aliados clave

Los seguros de vida con componente de ahorro a mediano y largo plazo son instrumentos cuya efectividad está probada para reducir la vulnerabilidad de las personas e impulsar su adquisición de patrimonio.

  • - Contribuyen al crecimiento económico mitigando riesgos y creando valor.
  • - Generan un impacto positivo en el proceso de modernización del país y en la competitividad, mediante la creación de empleos e inversión en el sector.
  • - Ofrecen protección económica a las familias y sus dependientes económicos ante los riesgos de fallecimiento e invalidez.
  • - Brindan disponibilidad de recursos de ahorro de largo plazo.
  •  

El ahorro a largo plazo entre los jóvenes es clave, especialmente mediante instrumentos como seguros de vida de inversión, porque presentan las siguientes ventajas:

  • - Pueden constituirse en un pilar para que aumenten su patrimonio, estableciendo objetivos claros de ahorro.
  • - Reducen su vulnerabilidad ante eventos catastróficos, tales como enfermedades graves o crónicas (cáncer, trasplantes de órganos, eventos cardiovasculares, incapacidad total y permanente).
  • - Pueden incluir cobertura de pago de primas de desempleo, un beneficio que otros instrumentos financieros no ofrecen.
  • - Complementan los recursos disponibles para el retiro, con lo cual el costo para las familias y el gobierno será menor cuando los jóvenes lleguen a la edad de retiro.

 

 

 

 

Urgen más incentivos

Los incentivos fiscales han mostrado su efectividad como instrumento  para impulsar el ahorro voluntario en el ámbito internacional:

- Reino Unido, Estados Unidos, España, Alemania y Chile, utilizan incentivos fiscales, como la deducción de impuestos de recursos destinados al ahorro.

 

En México es deseable aumentar y mejorar los incentivos fiscales para atraer a más ahorradores voluntarios a largo plazo.

- En materia de incentivos fiscales para el ahorro a largo plazo, el país ocupa el último lugar entre 31 países de la OCDE con respecto al monto de ahorro que es posible deducir cada año.
- La legislación vigente inhibe el uso de los beneficios fiscales existentes porque para los jóvenes es muy difícil reconocer y aprovechar un beneficio que capitalizarán 30 o 40 años después (a la edad de retiro).
- El ahorro a largo plazo entre los jóvenes es clave, porque puede constituirse en el pilar para que aumenten su patrimonio, reduzcan su vulnerabilidad ante eventos catastróficos y obtengan mayores pensiones en su retiro.

 

Propuestas

AXA Seguros propone seis medidas para impulsar el ahorro voluntario a largo plazo en México:

  1. 1. A mayor edad, mayor porcentaje de deducción fiscal. 
  2. Para aumentar el ahorro urge incrementar el tope máximo y el porcentaje de aportaciones deducibles en planes personales de retiro y seguros de retiro.
  3. 2. Deducciones y exenciones sujetas a plazo mínimo de ahorro.
  4. Para multiplicar los ahorradores, particularmente jóvenes, urge eliminar la regla que obliga a esperar hasta la tercera edad para disfrutar de los beneficios fiscales.
  5. 3. No afectar a ahorradores que prevén su futuro.
  6. Evitar la retención de impuestos sobre los intereses de manera mensual, ya que reduce los ingresos futuros de los ahorradores que adquieren seguros para el retiro.
  7. 4. Nuevas reglas claras y sencillas para ahorradores.
  8. Urgen reglas claras para que los ahorradores jóvenes usen efectivamente los beneficios fiscales.
  9. 5. Promover la educación financiera.
  10. Emprender el esfuerzo más amplio y ambicioso en el país para promover el ahorro voluntario a largo plazo.
  11. 6. Multiplicar el ahorro voluntario en planes de retiro.
  12. Es necesario facilitar la inscripción en planes de pensión de empresas de seguros.