Prevención

POR QUÉ NECESITO UN SEGURO MÉDICO

Caso hipotético: sales de casa con destino al trabajo, la prisa te hace correr, esquivar los mares de gente para tratar de ganar minutos y llegar temprano a la oficina, sin embargo a medio camino tropiezas y te rompes la tibia. O bien, te realizan análisis y encuentran que tienes una enfermedad que debe ser tratada de inmediato. En ambos casos, accidente o enfermedad, lo mejor es contar con un seguro médico.

¿QUÉ ES UN SEGURO MÉDICO?

Un seguro médico es un contrato entre una compañía de seguros y tú, en la cual se acuerda el pago de gastos médicos en caso de lesiones o enfermedades. A cambio, efectuarás pagos mensuales a tu aseguradora para cubrir parte del costo de la atención médica.

 

Independientemente de tu edad o condición de salud general, es importante tener un seguro médico. 

¿CUÁNTO PUEDE COSTAR UN TRATAMIENTO MÉDICO?

De acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), 11 de cada 10,000 asegurados pueden sufrir un accidente o enfermedad que supere el millón de pesos, de esos casos, el 12% alcanza tal cantidad en menos de un año.

El cáncer ocupa el primer lugar en impacto general y costo, es la primera causa de enfermedades catastróficas; la segunda causa más frecuente para los hombres son los accidentes, mientras que para las mujeres son las enfermedades del sistema nervioso.

 

Asimismo, para personas mayores a 50 años, la segunda causa más frecuente en hombres son las enfermedades cardiovasculares, y en mujeres son las enfermedades del sistema óseo. El 55% de los siniestros catastróficos tienen un monto promedio total de 2 millones de pesos.

Para alrededor del 22 por ciento de la población, que no tiene derechohabiencia en instituciones públicas…

INFARTO Hasta 40 millones de pesos* CÁNCER Más de 30 millones de pesos* INFLUENZA Hasta 120 mil pesos*

            *Estimaciones de la AMIS.

De este modo, contar con un Seguro de Gastos Médicos Mayores resulta una inversión, ya que representa protección y certeza al asegurado y a la familia entera.

¿QUIÉNES PUEDEN CONTRATAR UN SEGURO MÉDICO?

Es especialmente recomendable para personas que no cuentan con afiliación a instituciones de salud pública; empresas para brindarlo como prestación adicional a sus empleados, ya sea que el costo lo absorba la misma compañía, que lo asuma el trabajador o que se diseñe un esquema compartido.

¿QUÉ CUBRE Y QUÉ NO UN SEGURO DE GASTOS MÉDICOS?

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), encargada de vigilar entre otras instituciones a las aseguradoras, lo siguiente

¿QUÉ CUBRE UN SEGURO DE GASTOS MÉDICOS MAYORES?

¿QUÉ NO CUBRE UN SEGURO DE GASTOS MÉDICOS MAYORES?

• Cuarto y alimentación en el hospital.

• Cama extra para un acompañante   cuando el asegurado esté internado.

• Servicios de enfermería.

• Laboratorios y rayos X en el hospital.

• Medicamentos en el hospital.

• Gastos varios en el hospital.

• Honorarios de los médicos.

• Operaciones y servicios de anestesia.

• Terapia intensiva y servicio de transporte de urgencia.

• Cobertura de enfermedades adicionales

aumentando el monto de la prima.

• Terapias fuera del hospital como paciente externo.

• Terapias fuera del hospital como paciente externo.

• Parto natural y por cesárea

• Accidentes pequeños

 • Pequeños gastos que se puedan sufrir por concepto de un accidente o una enfermedad

• Enfermedades preexistentes

• Cirugías plásticas con fines estéticos

• Accidentes donde el asegurado se haya encontrado bajo el influjo de sustancias

• Accidentes en el que el asegurado se haya expuesto a riesgos mayores a los normales.

 

Saber lo que la póliza contratada no cubre es tan importante como saber qué beneficios otorga, ante la duda, lo mejor es consultar a tu agente

¿QUÉ BENEFICIOS ADICIONALES ME OFRECE AXA?

En AXA, además de la atención de tu agente / asesor, también contamos con servicios de Médico 24 Horas, Concierge y Centro de Atención de Servicios de Salud. Conócelos aquí

 

Todos corremos riesgos de afrontar problemas de salud que requieran intervención médica o quirúrgica. El seguro hace que sea posible someterse a los procedimientos necesarios, los cuales suelen tener costos elevados, y ayuda a proporcionarle seguridad financiera a usted y su familia.