Bienestar

10 HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE QUE DEBES ENSEÑARLE A LOS NIÑOS

Un estilo de vida saludable tiene que ser inculcado a edades tempranas. Todo comienza por la casa.

Los niños educados con hábitos saludables son adultos sanos, individuos con mucho más interés en su cuidado personal. En este sentido resalta la importancia de la prevención y promoción de la salud en las nuevas generaciones, con ello no sólo mejorarás la convivencia familiar, sino también fomentarán su propio sentido de la responsabilidad. 

Si queremos niños sanos, tenemos que ser adultos sanos. Para lograr buenos hábitos no hay que forzar las cosas; introducir muchos cambios al mismo tiempo en la rutina de un niño puede resultar contraproducente.

Aquí te recomendamos algunos puntos esenciales en la educación y prevención de enfermedades de nuestros pequeños. Recuerda que un buen ejemplo es el inicio de todo.   

1. Hábitos alimenticios. Es primordial tener horarios establecidos. El desayuno es la comida más importante del día, ya que rompe el ayuno de las horas de descanso. No olvides optar por opciones balanceadas que proporcionen la energía suficiente para iniciar un nuevo día.

2. Alimentación sana. Procura tener siempre en casa opciones de frutas, verduras y cereales en lugar de productos procesados. Al ser parte de su cotidianidad, el niño desarrollará un gusto especial por esa clase de alimentos.

3. Higiene personal. Asearse de manera adecuada previene infecciones, alergias, hongos o enfermedades. Desde pequeños es importante que sepan que la higiene y aspecto personal son importantes porque son el reflejo de autoestima.

4. Actividad física. El ejercicio es muy importante en la vida de un niño y su salud. El tip es estar en constante movimiento, puedes llevarlo a caminar para pasear al perro, andar en bicicleta, jugar futbol o animarlo a usar las escaleras en vez del elevador.

5. Higiene dental. A nadie le gusta ir al dentista. Por lo menos si es para tratar alguna caries o un problema dental. Tener buenos hábitos de higiene bucal evitará que el niño sufra de adulto las consecuencias por una mala higiene.

6. Dormir bien. La mayoría del crecimiento a edades tempranas es a través de las horas de descanso. Dormir el tiempo necesario genera energía para el resto del día. Desvelarse no es opción.

7. Beber agua. El porcentaje de agua corporal en niños es de un 75%, por lo que hay que mantenernos hidratados, pero no con refrescos, ya que contienen exceso de azúcar. Lo mejor es el agua, ya sea sola o de frutas.   

8. Lavado de manos. Suena tan simple, pero es tan importante. Esta práctica tan ordinaria reduce el riesgo de contraer enfermedades sobre todo en los niños, ya que juegan con tierra o están en constante contacto con el piso.

9. Visitas al médico. Normalmente acudimos al doctor cuando estamos enfermos o presentamos algún cuadro que indique enfermedad. A los niños hay que enseñarles la importancia de las revisiones periódicas para evitar o prevenir enfermedades.  

10. Respetar el medio ambiente. Sin planeta, no hay futuro. Ayuda a tus niños a darse cuenta de la importancia del cuidado de nuestra Tierra. El respeto hacia la vida es una gran lección que debemos poner en práctica. 

FUENTES:

http://comunicacion.senado.gob.mx/index.php/informacion/boletines/39127-mexico-ocupa-el-primer-lugar-a-nivel-mundial-en-obesidad-infantil-y-el-segundo-en-adultos-unicef.html

http://fmdiabetes.org/la-obesidad-infantil-en-mexico/

http://oment.uanl.mx/cifras-de-sobrepeso-y-obesidad-en-mexico-ensanut-mc-2016/