Bienestar

¿CÓMO CAMBIARÁ TU VIDA AL DEJAR DE FUMAR HOY?

Son diversas las enfermedades asociadas al tabaquismo. Dejar de fumar puede ser complicado, sobre todo si tienes mucho tiempo haciéndolo, sin embargo nunca es tarde para dejar este hábito. Los fumadores que abandonan el cigarro pueden disminuir hasta un 90% los riesgos del tabaquismo y así sumarse a la prevención de cáncer de pulmón

No importa la edad en la que decidas dejar el cigarrillo, los beneficios serán significativos, así lo señala el Programa Nacional de Control del Tabaco:

- Si te encuentras alrededor de los 30 años y dejas de fumar, puedes reducir hasta un 90% el riesgo de padecer una enfermedad relacionada con el tabaquismo.

- Si decides dejar el cigarro a una edad aproximada de 50 años, mejorarás la calidad de tu salud un poco más del 50%.

- Si tienes 60 o más años, tu calidad de vida mejora en un 30%.

No existe una edad ideal para dejar de fumar, solo basta que tomes la decisión y pongas en marcha un plan. Algunas personas prefieren utilizar métodos adicionales como parches o incluso terapias, pero en la mayoría de los casos la fuerza de voluntad es el modo más efectivo.

Solo se trata de analizar las consecuencias a largo plazo del tabaquismo y de los daños a tu salud, economía e incluso a los que te rodean. A continuación te compartimos una lista con los beneficios que podrás disfrutar si dejas de fumar, podrás sentir los resultados casi de forma inmediata:

- 12 horas sin tabaco: se normaliza los niveles de monóxido de carbono en la sangre.

- 2 semanas a 3 meses sin fumar: mejora la circulación y la función pulmonar.

- 1 año sin cigarro: el riesgo de enfermedades coronarias se reduce en un 50%.

- 5 años sin cigarrillos: la posibilidad de padecer cáncer de pulmón, esófago, boca o garganta, disminuye un 50%.

Además de tener beneficios para tu salud, dejar de fumar también traerá como consecuencia un ahorro en tu economía; piensa ¿en qué otro aspecto podrías destinar todo lo que gastas en cigarros? Destina ese dinero en algo que sea útil y benéfico para tu día a día. Tal vez en un seguro de vida que te permita garantizar que tu familia quede protegida en caso de que fallezcas.