AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

Platillos mexicanos presentes en la alimentación cotidiana y de gran importancia para las fiestas patrias. Aquí descubrirás datos curiosos sobre ellos.

Las fiestas patrias están cada vez más cerca en el calendario y los antoijtos mexicanos comienzan a volverse un tema de gran relevancia en las pláticas familiares.

 

Sabemos que muchas personas no admiten estos platillos mexicanos en su plan de salud, sin embargo, esta fecha es digna de disfrutarse.

 

A continuación te presentamos algunos datos poco conocidos sobre los principales platillos mexicanos de fiestas patrias.

 

Tlapozonalli, mejor conocido como “Pozole”

Tla-po-zo-na-lli, esta es la mejor manera de pronunciar el nombre original de uno de nuestros platillos favoritos. Su nombre -en náhuatl- significa “espumoso” debido al estado que adquiere al estar hirviendo.

 

Ni el verde, ni el blanco, ni el rojo pueden disfrutarse sin sus emblemáticos ingredientes: grano de maíz hinchado por sus altas temperaturas, carne de cerdo o pollo, aguacate, chicharrón, lechuga, rábanos y orégano.

 

Tal vez te interese: ¿Mi Seguro De Gastos Médicos Cubre Al Nutriólogo?

 

¿Dónde surgieron los Chiles en Nogada? 

¡Qué platillo más delicioso! Muchas personas creen que este emblemático platillo mexicano surgió ante la victoria de Agustín de Iturbide en Puebla, como una forma de festejar la Independencia de México.

 

Sin embargo, el chef e investigador gastronómico, Ricardo Muñoz-Zurita, encontró registros del año 1714 donde se detalla la preparación de chiles rellenos bañados en salsa de nuez. En realidad, los monjes del convento de Santa Mónica solo agregaron la granada y perejil para crear una similitud con la bandera nacional para el nuevo emperador.

 

La evolución del Pan Basso

Este antojito mexicano se presentó propiamente en Xalapa, Veracruz, sin embargo, su origen se remonta a una zona entre Oaxaca y Veracruz.

 

En dicha zona se creó un pan especial por su característica forma, misma que contrastaba con los bolillos y otras piezas de pan muy conocidas. Éste se llamaba Pan Basso, de ahí el nombre de nuestro platillo mexicano, pambazo.

 

¡La “quesadilla” no viene de México!

A pesar de lo que se piensa en la cotidianidad, el término “quesadilla” no proviene del náhuatl, ni siquiera de este continente.

 

“Casadiella”, es el término austriano para denominar el postre típico de la región conformado por una hoja de hojaldre de trigo y queso con relleno de nuez y azúcar.

 

La adopción catalana originó el término “quesadilla”, aunque continuaba siendo un postre. Esto cambió cuando los españoles descubrieron América, intercambiando el hojaldre por maíz y algunos elementos salados, dando origen a un platillo icónico mexicano.

 

Tal vez te interese: Panorama de la salud y alimentación en México

 

Si al igual que a nosotros, este blog solo te abrió el apetito, te recomendamos integrar algunas de estas sugerencias a tu menú tricolor, sin caer en el exceso ni poner en peligro tu plan de salud.