AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

Todos estamos expuestos a sufrir accidentes en el hogar. No obstante, existen formas de prevenirlos. Conoce cómo aquí.

 

Accidentes en el hogar ¿Cuáles son los más comunes y cómo prevenirlos?

 

Repartir nuestra atención en diferentes tareas del día a día abre la posibilidad de pequeños descuidos con repercusiones importantes. Aquí te decimos cuál es la mejor forma de evitarlos durante tu estancia en casa.

 

Descubre los accidentes en el hogar más comunes y cómo prevenirlos

 

Caídas

 

Perder el equilibrio es más común de lo que piensas. Ocurre de muchas formas, ya sea tropezar con  cables, subirse a bancos, sillas o escaleras inestables, pisar cáscaras de fruta o juguetes pequeños en el suelo. Hablamos de incidentes que se previenen con pequeñas acciones, como tener pisos libres de obstáculos y con antiderrapantes. Poner atención en ello te brindará seguridad en el hogar.

 

Fuga de agua

Mangueras y tuberías rotas siempre nos harán correr por toda la casa con cubetas, trapeadores y muchos aparatos de limpieza. Prevenir accidentes de este tipo es posible si haces una revisión periódica de la instalación. Si notas un goteo, por más ligero que sea, considéralo un indicador.

 

Fuga de gas

Una fuga de gas ocurre por múltiples causas, desde que olvidas apagar la estufa, hasta contar con una conexión de tanque desgastada o fisuras en la unión de piezas a lo largo de tu tubería. Para evitar este tipo de incidentes, es importante que las instalaciones estén al exterior de la instalación para que el gas se disipe rápidamente. Una gran forma de prevenir accidentes en el hogar es realizar una supervisión certificada por expertos en la industria, una vez al año.

 

Incendios

Generalmente, son causados por un corto circuito o velas cercanas a materiales inflamables como telas, cartón, papel y madera. Algunos tips para evitar estos accidentes son aislar elementos como el metal y el agua de aparatos electrónicos, apagar las luces antes de salir de casa, desconectar electrodomésticos cuando no los utilicemos y, en caso de usar velas en tu hogar, colocarlas en un recipiente con agua para evitar la propagación de la flama.

 

Cortadas

Las heridas son las afectaciones más comunes en nuestro día a día. Las causas principales son atribuidas al contacto con vidrios rotos, picar y procesar alimentos o manejar objetos punzocortantes sin precaución. Brinda seguridad en el hogar poniendo especial atención a cada actividad.

En caso de suceder, lava con abundante agua y jabón, seca con una toalla limpia, aplica algún esterilizante y protege la herida. ¡Ya verás que sanará pronto!

 

Existen zonas en el hogar donde ocurren una mayor cantidad de percances por los aparatos e instrumentos utilizados, como la cocina o el baño. Te invitamos a considerar ambas zonas de riesgo y hacer lo posible para fomentar la seguridad de tu familia.

 

Fuentes:

Secretaría de Salud Gobierno de Puebla

Instituto de Salud del Estado de México