• Cómo usar tu seguro
  • aquí
AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

Descubre toda la información necesaria sobre la hepatitis y aprende a utilizar tu seguro médico de gastos mayores para tu protección y prevención.

Contar con un plan de salud es primordial para la prevención de enfermedades en el país.

 

Ya que el Día Mundial contra la Hepatitis se acerca, resulta importante hacer conciencia sobre los efectos de este padecimiento en México.

Descubre toda la información necesaria sobre este padecimiento y aprende a utilizar tu seguro médico de gastos mayores para tu protección.

 

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es la inflamación del hígado, el órgano que desintoxica el cuerpo por su capacidad para procesar nutrientes y sintetizar proteínas.

 

En la mayoría de los casos, es producida por un virus, en otros casos, el consumo excesivo de alcohol o medicamentos son responsables de su aparición.

 

Generalmente, esta enfermedad no muestra síntomas clínicos y sólo puede identificarse por estudios de sangre. En casos extremos, el cansancio, color amarillento en la piel y orina oscura, son indicios de alerta.

 

Existen 3 tipos de hepatitis: tipo A, B y C. La diferencia entre ellas radica en la severidad de su infección. Mientras que la hepatitis A y B cuentan con una vacuna para prevenir su contagio, no hay medicamentos para prevenir o curar la hepatitis C.

 

¿Cómo afecta a México? 

El representante de las Organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud en México, Juan Manuel Sotelo, mencionó la gravedad de esta enfermedad en el país: la hepatitis afecta al 1.5% de la población, es decir, 25 mil casos nuevos cada año.

 

Las mayores consecuencias de la hepatitis tipo B y C son los daños irreversibles que generan en el cuerpo humano con enfermedades mortales como cirrosis y cáncer de hígado.

 

Juan Manuel Sotelo advirtió que también se están presentando casos de coinfección de hepatitis C con VIH Sida, para los que no hay vacunas, pero sí tratamientos de alto costo en el mercado.

 

Formas de evitar esta enfermedad

Las opciones para evitar padecimientos de esta enfermedad son básicas pero realmente útiles:

  • Vacunarse en tiempo y forma, de acuerdo a las especificaciones médicas.
  • Prevenir la transmisión materna infantil del virus de la hepatitis B.
  • Verificar la seguridad en transfusiones de sangre y procedimientos quirúrgicos.
  • Identificación y tratamiento temprano de pacientes.

 

 

Como mencionamos anteriormente, los síntomas de la hepatitis no suelen notarse hasta que son demasiado severos, lo que convierte a los exámenes médicos de sangre en la mejor opción para la detección temprana de esta afectación.

 

Ya que el tiempo de diagnóstico es vital para la recuperación de pacientes contagiados, te recomendamos explotar los beneficios de tu seguro médico de gastos mayores para asegurar una buena salud y bienestar antes de padecer cualquier enfermedad.