AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

La ofrenda de Día de Muertos es una tradición mexicana que honra a nuestros difuntos seres queridos. Conoce el simbolismo de los elementos que la conforman.

 

El Día de Muertos es esperado por los mexicanos con mucha alegría y entusiasmo, pues es una ocasión en la que se tiene el privilegio de estar cerca de los difuntos.

 

Las ofrendas son una especie de ritual por medio del cual los muertos vuelven a encontrarse con los vivos. Representan la unión entre el viejo y el nuevo mundo.

 

Si bien cada persona arma sus altares de acuerdo con sus ideas y gustos, existen elementos esenciales que no pueden faltar. Te contamos cuáles son y qué significan.   

 

Elementos esenciales en la ofrenda de Día de Muertos

 

Fotografía o retrato: Se acostumbra poner una imagen del ser querido a quién  dedicar el altar.

Agua y sal: El agua es para aliviar la sed del difunto después de su largo recorrido y la sal sirve para que el alma no se corrompa en su viaje de ida y vuelta. 

Veladoras: Su luz guiará a los visitantes para que puedan llegar y también para alumbrar su regreso.

Flores: Sus colores y aroma adornan el lugar a donde llegará el difunto; el amarillo del cempasúchil es el sol que guiará su alma; en los altares para niños se colocan alhelí y nube, pues al ser blancas representan su pureza e inocencia.

Copal e incienso: El copal limpia las malas energías de un lugar y el incienso santifica el ambiente.

Pan de muerto: Significa la generosidad del anfitrión. El círculo que se encuentra en medio simboliza el cráneo, las canillas los huesos y el sabor a azahar es por el recuerdo a los ya fallecidos.

Papel picado: Se considera una representación de la alegría y del viento. Cada color tiene un significado diferente; por ejemplo, el naranja es luto, el morado representa a la religión, el verde es para los jóvenes, el blanco para los niños, el amarillo para los abuelitos y el negro simboliza el inframundo.

Calaveras: Pueden ser de azúcar, chocolate o amaranto y se adornan con colores. Se consideran una alusión a la muerte y nos recuerdan que ésta siempre se encuentra presente. 

Perrito izcuintle: No debe faltar en forma de juguete en los altares para los niños, pues así sus espíritus se sentirán contentos al llegar.

  1. Comida y bebida: Se ponen los alimentos y bebidas que eran del agrado del difunto para que éste los disfrute a su llegada.

 

Te puede interesar: Panorama de la salud y alimentación en México
 

Ahora que conoces el simbolismo de esta bella tradición mexicana, cuéntanos en redes sociales si en tu hogar añaden algún otro elemento a la ofrenda de Día de Muertos.