AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

La impresión 3D y sus aplicaciones en la medicina han salvado vidas y sacado el lado socialmente responsable de las personas. Te contamos más de esta tecnología.

 

La impresión 3D es una tecnología que ha revolucionado diversas industrias, desde la arquitectura o el arte, hasta la arqueología y la medicina. Hoy te contamos en qué consiste y cuál ha sido su impacto en el campo de la salud.

 

¿Qué es la impresión 3D?

La impresión 3D, también llamada fabricación aditiva, es un método de producción que permite crear objetos al añadir capas sucesivas de un material, una sobre otra.

 

Si bien, desde 2010, las impresoras 3D han incrementado su popularidad gracias a sus múltiples aplicaciones y menor costo, esta tecnología comenzó a desarrollarse a finales de los años 70.

 

Las primeras empresas de este ramo fueron fundadas en la segunda mitad de la década de 1980, y desde 1990 se usa en distintos sectores profesionales, incluido el sector de la salud.

 

5 formas en que la impresión 3D está impactado la industria de la salud

 

1. Prótesis económicas

Se pueden crear todo tipo de prótesis (desde dentales, hasta prótesis para las extremidades) con la misma calidad y funcionalidad que las tradicionales. Además, de acuerdo con Forbes, estas pueden fabricarse por la mitad del costo, lo que representa un ahorro para las personas, ya sea que lo paguen de su bolsillo o con la cobertura del seguro.

 

Lo mejor es que estas prótesis se pueden fabricar en cualquier lado. Las personas que cuentan con una impresora 3D pueden descargar los planos e imprimirlas. También existen empresas que los crean bajo demanda por costos bajos.

 

2. Un mejor trasplante de órganos

En 1999 el Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa usó la impresión 3D para crear una vejiga para un paciente que requería el trasplante. Este es uno de los muchos casos exitosos desde entonces.

 

Estos órganos, obra de la bioingeniería, al ser hechos con las mismas células del paciente, no son rechazados y ayudan a quitar presión del sistema de donación de órganos.

 

3. Mayor innovación en equipo médico

Gracias a la impresión 3D se puede acelerar el desarrollo de equipo médico de dos maneras:

  • - Creando y probando más prototipos a mayor velocidad para luego fabricarlos de forma regular.
  • - Fabricándolos directamente con impresoras 3D, en ubicaciones cercanas a los hospitales.

 

4. Mayor capacidad en emergencias

Usar esta tecnología, también supone una mayor capacidad de respuesta ante emergencias, como se ha demostrado durante la situación del coronavirus COVID-19.

 

Los casos graves de coronavirus requieren el uso de un respirador. Los respiradores usan filtros que hay que cambiar constantemente. Con la gran cantidad de enfermos en Italia, pronto comenzaron a escasear. Fue ahí donde una compañía de impresión 3D, actuando de manera socialmente responsable, diseñó y creó un prototipo en tan solo 3 horas. Tras comprobar su correcto funcionamiento comenzaron a proveer a los hospitales sin costo.

 

En todo el mundo han surgido iniciativas similares para crear equipo médico y piezas que, de otra forma, no se podrían obtener en la cantidad necesaria, pues tardarían más tiempo en lograrse. Por otro lado, en China se usó esta tecnología para crear habitaciones temporales donde atender a los enfermos de coronavirus. Para esto se usó hormigón y otros materiales de construcción.

 

5. Medicamentos a la medida

Debido a distintas condiciones médicas, hay personas que deben tomar una gran cantidad de pastillas diferentes. Con la impresión 3D esto podría ser cosa del pasado. Su alta precisión permite poner distintos componentes que se liberan a tiempos distintos en una sola pastilla.

 

Adicionalmente, se podrían crear medicamentos completamente personalizados a las necesidades de cada paciente con facilidad.

 

6. Réplicas exactas para los médicos

Se dice que la práctica hace al maestro, y en este caso, el refrán no está equivocado. Con este tipo de fabricación, se pueden crear réplicas muy exactas de órganos y tejidos para que los médicos practiquen cirugías complejas. De acuerdo con Forbes, esto ya fue implementado en 2018 para una operación en un paciente de 60 años.

 

El futuro de la salud se ve en 3D

No cabe duda de que esta tecnología ha tenido un impacto positivo en la salud de gran cantidad de personas. Los menores costos, mayor capacidad de respuesta y mejor preparación para el personal médico son solo algunas de las muchas aplicaciones que puede ofrecer esta tecnología en el futuro.

 

Mientras ese futuro llega, una buena manera de estar protegido es mediante la cobertura de un seguro médico. Conoce las distintas opciones que tenemos para ti y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Fuentes: