• Cómo usar tu seguro
  • aquí
AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

¿Quieres convertirte en emprendedora y no sabes por dónde empezar? Estas cuatro claves pueden ayudarte a encontrar lo que te apasiona y a tomar acción.

Ser emprendedora es un proceso que lleva tiempo en concretarse, y aún más para mantener el proyecto vivo. Por eso es importante crear una iniciativa que te permita vivir de ella y que te apasione de forma tal que quieras continuar con ella aún en los momentos más complicados.

 

Si quieres emprender, pero aún no sabes qué hacer, quédate y conoce cómo descubrir lo que te apasiona para poner en marcha tu idea.

 

 

¿Quieres ser emprendedora? Sigue estos consejos.

 

1. Conócete a ti misma

Esto no es solo un consejo proveniente de la antigua Grecia, es un paso crucial al momento de emprender. Conocer tus valores, intereses, habilidades, lo que te gusta y disgusta, te permitirá tener claro qué clase de emprendimiento te gustaría, de qué industria y qué necesitas aprender para poder llevarlo a cabo.

 

2. Planea los siguientes pasos

Una vez conozcas lo que te interesa y lo que no, es momento de ponerte metas claras. Haz una lista de las cosas que tendrías que saber para poder emprender. Anota quién podría ayudarte a conocerlas, la fecha límite en que deberías lograrlo y los pequeños pasos a seguir para llegar a tu objetivo en la fecha indicada.

 

3. Rodéate de otras mujeres emprendedoras

Al emprender te encontrarás con muchas personas que piensen que tu idea no va a funcionar. Estar en un ambiente que te apoye a alcanzar tu sueño, te ayudará a mantenerte motivada, además, convivir con otras mujeres emprendedoras que están pasando por los mismos obstáculos, te servirá para aprender de sus experiencias.

 

4.Lo más importante: encuentra un porqué

Encontrar una razón que te inspire a trabajar en el proyecto es lo que lo mantendrá a flote. Recuerda que hay dos tipos que debes tener en cuenta:

 

  • Razón personal: Es decir, cómo te beneficia a ti el emprender.
  • Razón altruista: ¿Cómo tu proyecto ayuda a otros? Esta es la más importante, pues saber que aportas algo a otras personas te mantendrá constantemente animado.

 

 

Decídete a emprender ya

Emprender comienza con una decisión: la de estar dispuesta a poner tus ideas en marcha. El camino no es fácil, pero tiene muchas recompensas. Inspírate, planea, rodéate de otras emprendedoras y comienza tu proyecto hoy.

¿Quieres convertirte en emprendedora y no sabes por dónde empezar? Estas cuatro claves pueden ayudarte a encontrar lo que te apasiona y a tomar acción.

Ser emprendedora es un proceso que lleva tiempo en concretarse, y aún más para mantener el proyecto vivo. Por eso es importante crear una iniciativa que te permita vivir de ella y que te apasione de forma tal que quieras continuar con ella aún en los momentos más complicados.

 

Si quieres emprender, pero aún no sabes qué hacer, quédate y conoce cómo descubrir lo que te apasiona para poner en marcha tu idea.

 

 

¿Quieres ser emprendedora? Sigue estos consejos.

 

1. Conócete a ti misma

Esto no es solo un consejo proveniente de la antigua Grecia, es un paso crucial al momento de emprender. Conocer tus valores, intereses, habilidades, lo que te gusta y disgusta, te permitirá tener claro qué clase de emprendimiento te gustaría, de qué industria y qué necesitas aprender para poder llevarlo a cabo.

 

2. Planea los siguientes pasos

Una vez conozcas lo que te interesa y lo que no, es momento de ponerte metas claras. Haz una lista de las cosas que tendrías que saber para poder emprender. Anota quién podría ayudarte a conocerlas, la fecha límite en que deberías lograrlo y los pequeños pasos a seguir para llegar a tu objetivo en la fecha indicada.

 

3. Rodéate de otras mujeres emprendedoras

Al emprender te encontrarás con muchas personas que piensen que tu idea no va a funcionar. Estar en un ambiente que te apoye a alcanzar tu sueño, te ayudará a mantenerte motivada, además, convivir con otras mujeres emprendedoras que están pasando por los mismos obstáculos, te servirá para aprender de sus experiencias.

 

4.Lo más importante: encuentra un porqué

Encontrar una razón que te inspire a trabajar en el proyecto es lo que lo mantendrá a flote. Recuerda que hay dos tipos que debes tener en cuenta:

 

  • Razón personal: Es decir, cómo te beneficia a ti el emprender.
  • Razón altruista: ¿Cómo tu proyecto ayuda a otros? Esta es la más importante, pues saber que aportas algo a otras personas te mantendrá constantemente animado.

 

 

Decídete a emprender ya

Emprender comienza con una decisión: la de estar dispuesta a poner tus ideas en marcha. El camino no es fácil, pero tiene muchas recompensas. Inspírate, planea, rodéate de otras emprendedoras y comienza tu proyecto hoy.