AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

Entender de qué estás hablando con tu agente de seguros es indispensable. Conoce qué significan estos términos, antes de contratar un seguro.

 

Uno de los puntos que parece complicado al contratar un seguro de vida, seguro de auto o algún seguro de gastos médicos es el lenguaje que se utiliza. Si bien el vocabulario causa algo de confusión al inicio, en realidad es bastante sencillo. Te explicamos los términos más comunes para hacértelo más simple.

 

Vocabulario de seguros básico que debes entender

 

1. Póliza: es el contrato establecido entre la compañía de seguros y quien contrata el seguro. En ella se estipulan las coberturas y exclusiones, así como todas las cláusulas y condiciones del mismo.

 

2. Coberturas: son las situaciones ante las cuales el asegurado estará protegido. Por ejemplo, un seguro de auto regularmente cuenta con coberturas de responsabilidad civil, contra robo total y para daños materiales.

 

3. Exclusiones: son las situaciones ante las cuales el seguro que contratas no te protege. Te recomendamos revisarlas con atención para evitar malentendidos.

 

4. Indemnización: se trata de la cantidad de dinero que la aseguradora te pagará en caso de que ocurra algún percance cubierto por tu póliza. Equivale al valor de los daños sin sobrepasar el límite de la suma asegurada.

 

Quizá también podría interesarte: Beneficios de contratar un seguro para protegerte a ti y a tu familia.

 

5. Suma asegurada: es la cantidad máxima que la aseguradora pagará en caso de un siniestro.

 

6. Deducible: es la cantidad que deberás aportar en caso de que ocurra un siniestro. Se maneja como una cantidad fija, o bien, un porcentaje del valor del bien asegurado.

 

El siguiente ejemplo dejará más claro cómo funciona: imagina que tu auto saliera dañado en un accidente y el costo de reparación fuera de $20 mil pesos. Si tu deducible fuera de $4 mil, tú solo pagarías esos $4 mil, mientras que la aseguradora cubrirá los otros $16 mil pesos.

 

7. Siniestro: es un acontecimiento que produce daños a la persona o bienes asegurados.

 

8. Prima: es el precio que tiene el seguro. Es el pago único o periódico que deberás realizar por contratar el seguro.

 

9. Preexistencia: se trata de enfermedades o padecimientos que ya se tenían antes de contratar el seguro. Regularmente no están dentro de las coberturas.

 

10. Periodo de espera: cuando recién contratas un seguro, hay padecimientos o enfermedades para los cuales no aplica enseguida, sino que hay que esperar cierto tiempo.

 

11. Coaseguro: es cuando dos o más aseguradoras cubren, en conjunto, determinados siniestros. Normalmente se aplica para siniestros grandes.

 

Listo para leer tu póliza de seguro

 

Como puedes ver, la terminología de los seguros parece complicada en un inicio, pero en realidad tienen un significado bastante simple.

 

Esperamos que esta pequeña lista te ayude a elegir el seguro correcto, hablar más fácilmente con tu agente de seguros, entender y aprovechar mejor tu póliza.

 

Si necesitas más asesoría sobre qué clase de seguro elegir o para resolver tus dudas, llámanos al 800 900 1292 o escríbenos a nuestro chat.

 

Fuentes: