AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

Esta temporada de otoño-invierno, protege los muebles de tu hogar ubicados en terrazas y jardines. Sigue nuestros tips de mantenimiento.

 

La adaptación de un roof garden o azotea verde en el hogar brinda un espacio de esparcimiento donde los integrantes pueden relajarse y tomar aire fresco. Para que esto sea posible es necesario que el mobiliario del lugar se encuentre en óptimas condiciones para que los momentos de convivencia sean acogedores. En este blog, te compartiremos tips de mantenimiento según el tipo de material del cual están elaborados.

 

¿Cómo cuido mis muebles situados en el jardín?

 

Madera

Este material se adapta a distintos estilos de decoración, sin embargo, suele debilitarse en exteriores por las diversas condiciones climáticas. Te recomendamos aplicar una capa de sellador de agua para evitar que la madera se dañe con la humedad y el agua de lluvia.

 

Forja

Este material es muy común en terrazas y jardines debido a su composición metálica. Para prevenir el óxido, aplica una capa de barniz al inicio de la temporada de otoño-invierno y así evitarás que se resquebraje con las bajas temperaturas. Si detectas algo de oxidación, limpia con un cepillo de cerdas y algo de jabón.

 

Metal

Al igual que la forja, el mobiliario de metal es susceptible al clima húmedo. Aplica una mezcla de nafta y aceite de cocina con una brocha en las áreas oxidadas, deja actuar por unos minutos y remueve con una toalla de papel.

 

Hierro

Para proteger los muebles de hierro, es importante que cuenten con una capa de pintura impermeabilizante. También se puede lijar el óxido con un cepillo de alambre y a continuación aplicar un tratamiento antióxido.

 

Aluminio

Este tipo de metal es uno de los más sencillos para dar mantenimiento; solo debes pasar un trapo con agua y jabón para retirar impurezas. Recuerda evitar productos abrasivos que dañen la superficie del mobiliario.

 

Vidrio

Por sus características cristalinas es común encontrar piezas decorativas que den brillo a un lugar en específico. En terrazas es mayormente utilizado en encimeras por su resistencia a manchas difíciles de retirar. Para protegerlo, basta con pasar un trapo con limpiavidrios. 

 

Cerámica

Los muebles elaborados con cerámica son resistentes a abrasiones, humedad y radiaciones ultravioleta. En exteriores es común encontrarla en mesas de centro. Su mantenimiento consiste en una limpieza ligera con un limpiador hasta que la superficie se aclare. Limpia con un paño húmedo para evitar la formación de estrías.

 

Crear espacios armoniosos dentro de un hogar eleva el valor de la propiedad en tanto la estructura y materiales no se vean deteriorados. Recuerda que AXA seguro de hogar protege tus muebles ante imprevistos como incendios, rayos o explosiones.

 

 

Fuentes

Interempresas