AXA Seguros Mexico Acceso Cliente

El 15 de septiembre, el chile poblano se viste de los colores nacionales para deleitarnos con los sabores de México. Conoce la historia de los chiles en nogada.

 

El chile en nogada es uno de los platillos emblemáticos de la cultura culinaria del centro del país al ser portador de los colores de la bandera mexicana. Año con año, las cocinas y restaurantes nacionales ponen sus manteles largos para recibir su temporada con motivo de la celebración de la Independencia de México. En este blog, conoce su tradición e historia.

 

Origen de los chiles en nogada

 

En el siglo XVIII, la mezcla de ingredientes locales con los procedentes de Asia y Europa permitieron el nacimiento de la gastronomía barroca que, junto con las artes, distinguió a Puebla durante el Virreinato. En los conventos, las monjas poblanas dedicaban su tiempo a experimentar con los ingredientes importados para crear guisos sofisticados que halagarían a funcionarios y obispos.

El 28 de agosto de 1821, Agustín de Iturbide entró a Puebla al mando del Ejército Trigarante donde fue recibido con una ceremonia religiosa y un gran banquete con 14 platillos distintos en el Palacio Episcopal.  Sin embargo, a las monjas Agustinas del Convento de Santa Mónica se les pidió preparar un postre que existe desde 1917, chiles rellenos bañados en salsa de nuez o chiles en nogada.

Este postre se elaboraba tradicionalmente a base de chile poblano, almendra, piñón, acitrón, durazno, pera, plátano macho y manzana. Para esa ocasión especial, se decoró simulando el emblema de las Tres Garantías, con crema de nuez, cilantro y granada.

 

Chiles en nogada en la actualidad

 

La cocina mexicana tiene estos espacios de libertad en donde la estandarización gastronómica no ha podido penetrar todos los fogones. A lo largo de los años, cada familia de México ha aportado un toque único a esta receta, lo que brinda un sabor diferente en cada chile en nogada que se degusta.

Actualmente, este platillo dejó de ser un postre para convertirse en un plato fuerte. El contraste está en el uso de carne de res o puerco combinada con los frutos y semillas para crear una explosión de sabores en el paladar gracias a este relleno. Por otra parte, la nogada se prepara con nuez de castilla, leche, crema, queso de cabra, especias y jerez, todos estos ingredientes dan origen a una salsa sin igual.

Este 15 de septiembre, disfruta de este platillo que es una muestra del trabajo mexicano desde la siembra de sus los elementos, su elaboración y emplatado que ha llegado a todos los rincones de México.

 

 

Fuentes:

Verne

El poder del consumidor